Falso vivo
home > Política y Ciudadanía > Las pérdidas por las inundaciones superan los 2 mil millones de dólares
Las pérdidas por las inundaciones superan los 2 mil millones de dólares

18/01/2019

La previsión de CONINAGRO estima que la facturación podría caer en 2200 millones de dólares, en un área con un potencial de producción de 6,5 millones de toneladas

El área económica de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (CONINAGRO) analizó el alcance de las pérdidas por el temporal que azota al centro y noroeste del país. Según las estimaciones la facturación caería en 2200 millones de dólares. La cifra surge al tomar un 13,8 por ciento de la superficie afectada en base al último relevamiento de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), cerca de 2,4 millones de hectáreas.

El relevamiento de la BCBA se centra en la provincia de La Pampa, centro de Buenos Aires, Entre Ríos, centro y norte de Santa Fe y otros sectores del noreste del país. Según indicó CONINAGRO esa área tenía un potencial de producción de 6,5 millones de toneladas, con una facturación de 340 dólares por tonelada. Esas pérdidas están vinculadas básicamente a soja por la postergación de siembra o cambio de cultivos.

Esta previsión se diferencia de otras realizadas desde el erario público y el sector privado. Allí se proyectaba que el área afectada legaba a las 300 mil hectáreas para el norte de Santa Fe y 1.700.00 hectáreas en toda la provincia. No hay un dato confirmado del total de hectáreas, pero las cifras están en evolución constante.

La ministra de Producción de la provincia, Alicia Ciciliani, dijo que debido a las inundaciones “se perdieron cosechas de maíz, girasol y algodón”. “Hay una masa de agua que sigue amenazando y que baja por la pendiente natural que viene desde Chaco y Santiago del Estero”, explicó.

En tanto el presidente de CONINAGRO, Carlos Iannizzotto, sostuvo en un comunicado: “Las precipitaciones han sido intensas y han perjudicado a nuestros productores, en este contexto es importante un análisis general”. “Los años pasan, falta planificación y las obras no se ejecutan. Hoy la falta de infraestructura general al campo un daño con altos costos”, manifestó.

Los números finales por ahora no se conocen. Desde las entidades rurales indicaron que todavía es “temprano” ya que “los pronósticos no son alentadores en cuanto al tiempo en las zonas afectadas y que hay lotes que pueden recuperarse”.