Falso vivo
home > Política y Ciudadanía > El norte santafesino sigue bajo el agua
El norte santafesino sigue bajo el agua

18/01/2019

Villa Minetti, ubicada en el departamento 9 de Julio, llegó a estar en un 90 por ciento cubierta por el agua. Requieren de 20 días sin lluvia para que termine de bajar la problemática

El drama de las inundaciones sigue acechando al norte santafesino. Las intensas lluvias que vienen cayendo desde fines de diciembre continúan haciendo estragos en la zona y se necesitan de varias semanas de sequía para que el agua baje definitivamente. La localidad de Villa Minetti es la más perjudicada, quedando inundada hasta un 90 por ciento.

En una zona en donde es común la sequía, el agua proveniente del sur de Santiago del Estero genera grandes complicaciones a los 7 mil habitantes del lugar. Las defensas montadas en el pueblo no resistieron el avance del agua y la mayor parte quedó debajo de ella. Para paliar la situación realizaron siete cortes sobre la vía, para que el caudal escurra.

Gabriel Gentili, presidente comunal de Villa Minetti, manifestó a Apuntes y Resumen: “Hay 200 evacuados en total, pero hay mucha gente que no quiere dejar sus hogares por sus pertenencias”. La situación incluso le afectó en carne propia: “En mi casa tuve agua cinco o seis centímetros durante el pico pero después bajó”.

La problemática no solo afecta a las personas, sino también al ganado. “Está muy complicado y hay mucha gente que tienen que sacarlos porque no hay más pasturas”, dijo y agregó: “Una consignataria consiguió corrales portátiles para cargarlos en la ruta 95 y llevarlos a otra zona donde los campos están más secos”.

En la zona siguen en alerta ya que en Tostado cayeron 150 milímetros. “Para estar tranquilos tenemos que esperar 20 días a que pase todo el agua. Indefectiblemente tienen que pasar por acá, por arriba de los campos”, explicó.

En el caso de que no vuelva a llover, los pobladores podrían ir volviendo a sus hogares el fin de semana. A pesar de ello continuarán en una problemática situación y es necesaria la colaboración de la ciudadanía. “Necesitamos leche maternizada y en polvo; pañales; artículos de limpieza, fundamentalmente lavandina; y alimentos no perecederos”, indicó.