Falso vivo
home > Política y Ciudadanía > 2018 tuvo la inflación más alta desde 1991
2018 tuvo la inflación más alta desde 1991

15/01/2019

El INDEC informó que 2018 tuvo una inflación del 47,6 por ciento. Para encontrar un valor más alto hay que retroceder 27 años, con el fin de la hiperinflación

Autor:
Alejandro Arnoletti

El Instituto Nacional de Estadística y Censos informó este lunes la inflación de diciembre, que cerró en un 2,6 por ciento en comparación con el anterior mes. De esta forma, el alza del costo de vida se incrementó en un 47,6 por ciento durante todo el 2018. Esta suba anual es la más alta desde 1991.

El Índice de Precios al Consumidor de 2018 se acercó bastante al 50 por ciento. Este porcentaje es ampliamente superior al 10 por ciento previsto en el presupuesto 2018 y al 15 por ciento corregido el 28 de diciembre de 2017. Incluso es completamente más alto al 16 por ciento estimado en un primer momento por el Fondo Monetario Internacional y el 19,2 por ciento posterior.

Para encontrar una suba más alta hay que retroceder a 1991, cuando el Gobierno de Carlos Menem dispuso la convertibilidad para terminar con la hiperinflación. Asimismo el alza de 2018 es incluso más fuerte que la sufrida en 2002 con la crisis y el fin de dicho plan de convertibilidad. Del mismo modo superó a cada uno de los índices de inflación elaborados por la oposición en el Congreso durante los Gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner.

 

 

 

“Terminar con el problema de la inflación es de las cosas más simples que tengo que hacer en caso de gobernar a futuro” y “Cuando yo sea presidente no va a ser un tema la inflación”, habían sido dos de las frases de Mauricio Macri en su camino a la Casa Rosada. Nada más alejado de la realidad en estos tres años, con una inflación del 40,3 por ciento estimada por el Congreso en 2016 (durante la primera mitad del año el INDEC sufrió un apagón estadístico); un 24,8 por ciento en 2017 y el 47,6 por ciento revelado este martes sobre 2018.

En cuanto a las regiones del país solo el Gran Buenos Aires quedó por debajo del promedio nacional, con un 47,1 por ciento. Por su parte, la Región Pampeana acabó el 2018 con el 47,6 por ciento. Por encima de la línea aparecen el Noroeste y el Nordeste, con una inflación anual del 47,8 por ciento. Cuyo llegó al 49,5 por ciento y la Patagonia superó el 50 por ciento y llegó al 50,6 por ciento.

El desagregado por rubros encuentra una amplia gama que superó al promedio. El transporte alcanzó el 66,8 por ciento anual. Lo siguen los servicios de comunicación (55,3 por ciento); bienes y servicios (53,2 por ciento); alimentos y bebidas no alcohólicas (51,2 por ciento) y los servicios de salud (50,2 por ciento). En tanto que los equipamientos y servicios de mantenimiento del hogar cerraron el 2018 con un total del 50 por ciento.

Por debajo del promedio quedaron algunos rubros clave como los alquileres y los servicios públicos de agua, electricidad, gas y otros combustibles, que alcanzaron el 45,7 por ciento anual. Recreación y cultura llegó al 43,4 por ciento; restaurantes y hoteles (39 por ciento); educación (32 por ciento) y prendas de vestir y calzado (33,1 por ciento). Por debajo de la línea del 30 quedaron las bebidas alcohólicas y el tabaco, con un 28,3 por ciento.