La discoteca del Sereno
home > Ciencia y Calidad de Vida > Ya rige la Ley Justina y fue aplicada en un hospital
Ya rige la Ley Justina y fue aplicada en un hospital

08/01/2019

La Ley de Trasplante de Órganos fue reglamentada por el Gobierno Nacional y utilizada en Río Negro para realizar una ablación ante la negativa de familiares de un joven

El Gobierno Nacional reglamentó la Ley Nº 27.447, de Trasplante de Órganos, que permite la regulación de las actividades vinculadas a la obtención y utilización de órganos, tejidos y células de origen humano en todo el país, tras la aprobación en el Congreso en 2018.

Tras este hecho, la Ley Justina ya fue aplicada en una ablación en el hospital de General Roca, Río Negro. Si bien la familia del joven fallecido se negaba a que utilicen sus órganos, como en vida no manifestó estar en contra de la donación, la Justicia avaló a médicos a llevar adelante el procedimiento.

El decreto 16/2019, que reguló la normativa conocida como Ley Justina, indica que los familiares de la persona fallecida ya no serán los encargados de autorizar la donación. Asimismo establece que se podrá realizar la ablación de órganos a toda persona mayor de 18 años que no haya dejado una constancia expresa de su oposición a la donación.

Del mismo modo se deja aclarado que el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) será la Autoridad de Aplicación. “Los profesionales autorizados sólo podrán ejercer la jefatura o subjefatura de un solo equipo de trasplante", aunque "podrán ser integrantes de diferentes equipos, debiendo en todos los casos solicitar la autorización ante la Autoridad Sanitaria Local", afirma.

Otro de los puntos del anexo expresa que "el Sistema Público de Salud, las Obras Sociales y las entidades de Medicina Prepaga" deberán exigir como condición para brindar "cobertura a pacientes en seguimiento post trasplante" la constancia de los registros de las normas del Incucai. En tanto que “la información a donantes y receptores no podrá ser brindada en un mismo acto en forma conjunta”.

La norma aclara que la atención integral del paciente trasplantado “comprende la cobertura del 100 por ciento en la provisión de medicamentos, estudios y diagnósticos”. En tanto que el Incucai deberá llevar un registro actualizado de los establecimientos habilitados por las Autoridades Sanitarias Locales.