Apuntes y resumen
home > Educación e Igualdad > La reconfiguración del sistema educativo
La reconfiguración del sistema educativo

28/02/2018

El Doctor en Ciencias de la Educación José Tranier analizó la formación actual del docente y su intervención en las problemáticas políticas, económicas y sociales actuales

El impacto de la crisis del 2001 en la educación.

José Tranier, profesor de la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y doctor en educación, investiga, desde hace algunos años, el fenómeno de la crisis del 2001 y el impacto que tuvo en la educación, postulando que no se trató únicamente de una crisis económica sino también, una crisis subjetiva y de pérdida de valores que continúa hasta el presente. 

Su estudio se centra en las problemáticas educativas contemporáneas: cómo se posiciona la escuela, reformas curriculares, el lugar de la universidad, la formación docente, los movimientos sociales, entre otros.

En su visita a los estudios de Radio Universidad, Tranier explicó que después de la crisis de 2001, las escuelas fueron de las pocas instituciones que quedaron en pie. Se convirtieron en centros de acogida y de encuentro social. Cada vez más se ven interpeladas por temas de la realidad frente a  los cuales no existe un consenso social. 

Hasta hace poco la escuela debía silenciar todas las diferencias de ideologías, de culturas, de clases sociales, de etnias, etc. Hoy en día, la escuela tiene que enfrentar todos los problemas que antes se silenciaban. Por eso resulta tan necesario acompañar los cambios. “Los niños nos obligan a reactualizarnos, ética, política y pedagógicamente constantemente”, precisó el profesor.

”No hay educación sin vínculo”, acentuó Tranier, al tiempo que aclaró: “A la escuela se le exige y se le exigió históricamente siempre todo. Y cuando algo no sale se le echa la culpa de todo. Y esto es no comprender que no es la escuela sola; es la escuela junto con la familia, con las políticas de Estado, con los movimientos sociales, sindicales, con las circunstancias, con la coyuntura, etc.”.

Por tal motivo, consideró que el docente no puede quedar al margen de la discusión de temas que hacen a la construcción de la ciudadanía, de la democracia, y la responsabilidad, en parte, la tienen las reformas curriculares actuales que dejan de lado contenidos esenciales que hacen a las disciplinas básicas, como la historia.

Por otro lado, Tranier remarcó que el acceso a la educación no está garantizado si la trama social está dañada. Y esa es una gran deuda de la democracia, que se incrementa con la aplicación de políticas neoliberales que atacan la figura del docente y la institucionalidad de la escuela.