home > Especiales > La represión como "solución" a los conflictos
La represión como "solución" a los conflictos

09/09/2017

En el primer semestre de 2017 se registraron 39 hechos represivos en el país. La judicialización de la protesta social es otro de los fenómenos en avance

Imagen: Leandro Teysseire (Página|12)
Autor:
Alejandro Arnoletti

La represión en los conflictos sociales fue un común denominador en el país durante el primer semestre de 2017. Los hechos no se centraron sólo en la Ciudad de Buenos Aires, sino en distintos puntos de la Argentina. Según un informe del Centro de Economía Política Argentina se registraron 39 hechos represivos y 18 de ellos, en el segundo trimestre.

El trabajo hace énfasis en que la política represiva no se concentra en un solo sujeto social, ya que fue padecida por trabajadores, movimientos sociales, organizaciones de la sociedad civil, pueblos originarios, partidos políticos, mujeres, vecinos y estudiantes, entre otros. Entre esos casos se encuentran, por ejemplo, ataques a vecinos que reclamaban asistencia por inclemencias climáticas, pueblos originarios, mujeres que se movilizaban en el Día Internacional de la Mujer, vecinos que pedían justicia, maestros o movimientos sociales que reclamaban ayuda habitacional y alimentaria.

La situación también tiene su alcance en escuelas primarias y secundarias. El trabajo del Centro CEPA cita la denuncia de la “Red de madres y padres contra la violencia institucional hacia las escuelas”, que contabilizó más de 20 casos de violencia policial en colegios de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano, en 36 días. Si se suman los hechos de este tipo en el interior, el registro alcanza los 40 casos.

Asimismo se denuncia que “el mecanismo sistemático de disciplinamiento social” no se centra sólo en la represión como “contención” del conflicto, sino también en la judicialización de las protestas. Esto es la utilización de las herramientas que provee la justicia para reprender a los que manifestantes. En ese sentido se encuentra como un precedente al encarcelamiento de la militante social Milagro Sala, en Jujuy.

Entre los casos de dirigentes sociales imputados y/o encarcelados se encuentran integrantes de ATE en Río Negro; legisladores y delegados sindicales de izquierda en Mendoza y el abogado de derechos humanos, Enrique Jasid. En el siguiente mapa se pueden encontrar los casos de represión.